Como recortar la barba, ¿Es mejor cortabarbas o tijera?

Tanto si quieres mantener impoluta tu barba de gladiador romano, como si deseas darle un buen cambio pero sin terminar de deshacerte de ella, a continuación te ofrecemos una serie de consejos útiles para recortar tu barba tal y como estás imaginando.

¿Por qué recortar la barba?

Pudieras caer en el error de pensar que una vez te lanzas a tener barba, lo mismo da recortarla que dejarla crecer hasta que cree su propio ecosistema, pero nada menos vistoso y poco estético que una barba a modo de matorral.

Por poca que sea la barba que tengas, cuídala, te dará un aspecto mucho más aseado. La barba descuidada además, puede esconder problemas cutáneos que con un continuo cuidado e hidratación de tu piel podrás prevenir.

Ya sea barba de tres días o una barba más bien propia de filósofos griegos, cuanto más la cuides mejor aspecto lucirás.

¿Tijeras o recortadora eléctrica?

Salvo que seas Eduardo manos tijeras, te recomendamos el uso de recortadoras de barba por distintas cuestiones. En primer lugar, para evitar accidentes caseros de los que nutren las salas de emergencias de los hospitales, y en segundo, porque las recortadoras eléctricas vienen normalmente equipadas con peines con los que ajustarás el largo de la barba que deseas mantener, alcanzando un nivel de precisión mucho mayor que a simple vista, como sucede en el caso del uso de tijeras.

Si le echas valor y decides emplear tijeras, es importante que sepas que deberás previamente humedecer la barba para una mayor comodidad y precisión del corte.

Si luces una barba frondosa, cuando vayas a emplear las tijeras, peina la misma hacia abajo y ayudándote de un peine, corta el nivel que desees, recortando aquellos pelos que se resistan al peinado así como los que sobresalgan del nivel que deseas.

Si te decides por el uso de una recortadora eléctrica, además de un corte uniforme, ahorrarás bastante tiempo en el proceso con respecto al corte con tijera, empleándola a contrapelo, aunque tampoco debes tener excesiva prisa, ya que deberás realizar más de una pasada para lograr igualar bien la barba. Tienes que tener en cuenta que el peine de la recortadora también puede irritar la piel de tu cara, aunque inconscientemente, por las prisas, puedas llegar a confundir tu cara con la mesa de trabajo del de bricomanía.

El mercado de las recortadoras de barbas es tremendamente competitivo, podrás encontrar muchos tipos y en muy distintas gamas, todas ellas válidas. A la hora de elegir unas u otras, deberás tener en cuenta si incorporan o no set de peines, si son de cable o inalámbricas, duración de la batería, peso y potencia de corte.

Cosas que saber a la hora de recortarte de la barba

Si tienes claro que quieres rebajar el largo y volumen de tu barba pero no en qué medida, mejor empieza poco a poco porque si empiezas por un recortado mayor del que deseabas, ya no hay marcha atrás. Este consejo parece obvio pero es fácil caer en el error y realizar un trasquilón irreversible cuando te inicias en el mundo de la barba.

Uses máquina o tijera, también es posible que tengas que emplear algún tipo de cuchilla para aquéllas partes en las que desees delinear la barba o alcanzar un mayor apurado.

Una barba descuidada no es la mejor imagen posible, y precisamente donde más se aprecia el cuidado de la barba es en aquellas zonas en las que se requiere mayor apurado, normalmente en los límites de la barba, especialmente en la parte del cuello, por lo que es aconsejable apurar el afeitado con cuchilla para delinear el límite inferior de la barba, a la altura de la nuez.

Si llevas barba de 3 días, recórtala cada 3 días, es otro truco que parece obvio pero es muy útil cuando quieras lucir una barba “idéntica” de forma continua.

Si decides pasar al siguiente nivel de largo de barba hasta llegar a parecer un nómada, recorta también la barba, aunque sea con un nivel de corte mínimo para mantener las puntas saneadas, es decir, deja que crezca progresivamente pero no descuides la barba, rápidamente lucirá desaliñada si no le das un repaso de vez en cuando.

Qué hacer después de recortarte la barba

Cuando ya hayas logrado dejar tu barba perfectamente aseada y más simétrica que las torres de Kio, no olvides emplear algún tipo de loción para hidratar la piel que está bajo la barba.

También es sorprendente cómo ha aumentado la oferta de productos para tu barba, desde lociones para otorgar mayor volumen a bálsamos hidratantes y perfumados, todo un mundo en el que adentrarse si luces una señora barba.

Todo afeitado o recortado de barba, por delicado que sea, es agresivo con la piel de la cara, por lo que todo cuidado es poco.

Del mismo modo, cuida con mimo el material empleado, ya sean la tijeras o la recortadora eléctrica, límpialas bien tras su uso y guárdalas en sus estuches o fundas originales, para lograr una mayor vida útil de las mismas.

Ten en cuenta que las recortadoras eléctricas no duran de por vida, cuando empieces a notar que necesitas cada vez más pasadas, es el momento de cambiar las cuchillas, no hace falta que te compres otra máquina, con unas nuevas cuchillas volverás a conseguir su máximo rendimiento.

Esperamos que estas líneas te sirvan de ayuda a la hora de recortar tu barba, no olvides estos consejos y ponlos en práctica a la hora de cuidar tu barba, notarás rápidamente los resultados, luciendo una barba cuidada y sana.

Leave a Reply