¿Qué es el alisado de keratina? ¿Se puede hacer en casa?

El tratamiento de keratina surgió en Brasil y cobró mucha fuerza en Estados Unidos. Luego se popularizó por todo el mundo al convertirse en la solución ideal para evitar el encrespamiento de los cabellos, sobre todo si el ambiente es húmedo.

¿Qué es la keratina?

La keratina es una proteína presente en el cuerpo humano, básicamente en la piel, en las uñas y en el cabello. Su objetivo fundamental es proteger. El cabello humano está compuesto por un 80% de esta proteína que se aloja en la capa exterior y le aporta elasticidad, brillo y fuerza. Sin embargo, los factores externos naturales y los tratamientos químicos que aplicamos provocan la pérdida paulatina de la proteína.

¿Qué es el alisado de keratina?

Primero aclarar que la keratina no cumple una función alisadora sobre el pelo, lo que realmente lo alisa es el proceso que se lleva a cabo para tal fin, esto es, los productos y los equipos necesarios para lograr un pelo totalmente liso y sin frizz, solo temporalmente. Por tanto, la keratina en este tipo de tratamiento aportará brillantez, hidratación, fuerza y soltura.

¿Es para todo tipo de cabello?

En principio sí. Y solo en principio, pues aquellas personas que tengan el pelo muy rizo o el pelo afro, de rizo muy corto y duro, los resultados pueden llegar a ser excelentes o no.

Los cabellos ondulados tienen la suerte de quedar con un alisado impecable; no así en los cabellos maltratados, cuya mejor opción es no aplicar este tratamiento de belleza pues empeoran considerablemente.

¡Precaución!

El tratamiento de alisado con keratina es bastante agresivo. Para lograr un pelo totalmente liso al estilo japonés es necesario aplicar calor a muy altas temperaturas para sellar la acción. Si te vas a realizar este tratamiento conviene que tu pelo tenga la suficiente fortaleza. Es tu elección.

Se recomienda que te pongas en manos de un profesional capacitado pues el tratamiento no se aplica igual para todos los cabellos, hay que tener en cuenta las características específicas del pelo. Si no deseas pagar por ello, infórmate bien, pide ayuda a un amiga(o) para que la aplicación del producto y planchado se realice correctamente y los resultados sean los que desees. Recuerda realizar la prueba del mechón para comprobar que efectivamente tu cabello está apto para el tratamiento. Además, protege las manos con guantes siliconados, te ayudarán a evitar los maltratos a tu cabello.

MUY IMPORTANTE: La comunidad científica aconseja no tratar el cabello con aquellos productos que contengan formol (formaldehído) porque son altamente cancerígenos.

El tratamiento de Keratina

Consiste en aplicar la proteína por todo el cabello desde la raíz hasta las puntas. Luego se sella con calor en varios pasos para que el cabello quede totalmente liso.

Pasos a realizar:

Lavado, enjuague y secado – Lo primero es lavar con champú el cabello una dos veces para profundizar en su limpieza. Luego se enjuaga abundantemente, se seca al 90 por ciento con el secador sin realizar el cepillado.

División del cabello en secciones – Es un paso imprescindible donde radica parte del éxito del tratamiento. Es crucial hacer el procedimiento con detalle y mimo.

Tratar el cabello – Iniciar por la nuca con un mechón de pelo y aplicar el tratamiento activo con ayuda de una brocha desde la raíz hasta las puntas. Prestar atención, no tocar con el producto el cuero cabelludo.

Peinar – Peinar cada sección con un peine de dientes finos para asegurar que el producto quede bien distribuido por todo el cabello y retirar el exceso de producto.

Tiempo de exposición – El tiempo de pose o reposo del tratamiento depende del tipo de cabello y del producto.

Peinar con secador – Se deberá peinar el cabello con un cepillo redondo mientras se aplica secador hasta que esté completamente seco y alisado.

Planchar – Dividir el cabello en secciones y pasar la plancha de pelo por porciones pequeñas; siempre iniciar por la nuca y siempre repasar con un peine fino la sección de cabello planchada. En este paso deberá tenerse en cuenta la temperatura de la plancha de acuerdo a las características específicas del cabello. La temperatura para cabellos finos y cabellos dañados debe ser entre los 180º C a 200 ºC mientras que los gruesos y vírgenes pueden soportar los 230 ºC.

En dependencia del tipo de cabello que sea, así será el número de pasadas de la plancha. Lo usual es de 3 a 5 veces, siendo 3 el mínimo y 5 el máximo.

Lavado y acondicionado del cabello – Proceder a lavar el cabello con un champú nutritivo. Hay profesionales que consideran realizar el lavado dos veces. Luego acondicionar el pelo y dejar actuar el tiempo que indique el fabricante del producto.

Secado – Secar el cabello con secador y sin cepillar para que así puedas verificar el acabado.

Peinar – Tiempo estimado de permanencia

El tratamiento de alisado de keratina puede durar de 3 a 6 meses, eso depende de las propiedades del cabello tratado. No obstante, debes saber que el alisado es temporal, o sea, no es permanente.

Cuidados en casa

Para que no estropees tu alisado de keratina debes usar siempre productos capilares libres de sulfatos (la sal), estos son incompatibles con la keratina pues abren la cutícula del cabello. Por ello evita los baños en el mar y en las piscinas.

Ármate de un kit de mantenimiento como una plancha de pelo, champú y acondicionador sin sulfato y mascarilla con keratina.

Algunos expertos recomiendan un baño de keratina para reactivar el efecto de la proteína en tu cabello. Esto se debe hacer después del segundo o tercer tratamiento.

Beneficios del alisado keratina

El tratamiento de alisado con keratina logra nutrir y reestructurar el cabello gracias a las propiedades de la proteína. No necesita que lo planches constantemente o lo alises con el secador y un cepillo. Su permanencia puede llegar hasta los seis u ocho meses, todo depende del cuidado que tengas y del tipo de cabello. Asimismo, el tratamiento aportará brillo y un cabello liso por más tiempo.

Leave a Reply