¿Qué es el alisado japonés? ¿Se puede hacer en casa?

El alisado japonés fue creado por la estilista y también empresaria Yuko Yamashita en la década de los noventa, en el año 1996 precisamente. Fue todo un suceso. La propuesta se centraba en el alisado permanente para resolver la necesidad en aquellos clientes que no deseaban tener un cabello crespo y/o rebelde, otro alisado muy conocido es el alisado keratina que ya hablamos en otro artículo.

Luego se hizo viral en todo el mundo. Las celebridades, tanto actrices como modelos, fueron las embajadoras del nuevo estilo que invadió al mundo entero. El tratamiento llegó a costar en los salones de belleza de la autora hasta 1000 dólares.

¿En qué consiste el alisado japonés?

Básicamente es un proceso que destruye las moléculas del cabello para cambiar permanentemente su estructura original. Para ello hay que recurrir a los productos químicos y una fuente de calor como la plancha.

El tratamiento consiste en aplicar el producto alisante por todo el cabello. Luego peinan mechón a mechón y se enjuaga el producto. Posteriormente, toca secar el cabello al 100%. Una vez seco, planchan el cabello mechón a mechón con el objetivo de fijar el alisado. Para detener la acción del producto alisante se aplica neutralizador, lo dejan actuar y enjuagan. Para finalizar, secan nuevamente el cabello y ya está listo.

El alisado japonés es un tratamiento agresivo para el cabello que necesita hidratación para evitar que sufra de resequedad.

Es un tratamiento muy efectivo, toma de 4 a 6 horas realizar el procedimiento y tiene una permanencia entre 6 a 12 meses e incluso más si se realiza correctamente. Sin embargo, el alisado quedará siempre en el pelo tratado no así en el pelo que está por nacer, el nuevo, y es lógico.

Tratamiento paso a paso

Antes de iniciar el tratamiento es aconsejable realizar una análisis del cabello para conocer si puedes seguir con el procedimiento sin ningún problema. Para mayor seguridad, los expertos recomiendan hacer el test del mechón que consiste en aplicar el tratamiento sobre una porción de cabello y dejarlo actuar por 15 minutos, enjuagar y comprobar si hay signos de daños o no. Si la reacción es negativa, no aplicar y esperar a que su cabello esté totalmente sano y fuerte.

También puedes escoger los productos adecuados para el cabello dañado, muy dañado o poco dañado así como los tiempos de exposición y la temperatura de la plancha. Hoy en día existen productos que pueden ser aplicados a todo tipo de cabello pues solo debes variar los tiempos, mientras que existen otros estrictamente específicos para cada tipo de pelo.

1. Lavado de cabello

El cabello se lava dos veces con un champú para eliminar cualquier tipo de residuo. Se retira el exceso de agua con una toalla.

2. Aplicación abridor de cutícula de cabello (opcional)

Se aplica el producto por todo el cabello desde la raíz hasta las puntas. Con ello la cutícula se abrirá y el producto alisante penetrará con mayor eficacia. Se peina para extenderlo por todo el cabello y retirar el exceso. Luego se coloca un gorro térmico para que entre mejor el producto. Se deja actuar durante el tiempo recomendado por el fabricante.

3. Aplicación de producto alisador

Se aplica el producto alisador en porciones de cabello desde 1 cm de la raíz hasta las puntas mientras se va peinando con un peine de dientes finos.
Se envuelve el cabello con un papel film y dejar actuar. En dependencia de la elasticidad que cobre el cabello será el tiempo de pose. Hay profesionales que optan por dar calor, en ese caso los tiempos se reducen.

4. Enjuague

Se aclara muy bien el cabello de lo contrario se puede cristalizar cuando entra en contacto con la plancha y se quebrará. Es fácil notar si ha quedado producto porque en la raíz suele haber como una especie de nata o tela blanca.

5. Secado de cabello

Se seca el cabello para evitar que parta cuando se aplica la plancha para fijar la forma.

6. Planchar el pelo

Se divide el cabello en secciones y con una plancha de pelo profesional empezamos a planchar el pelo por la nuca. Siempre se toma una cantidad reducida de mechones de pelo para que el resultado sea perfecto. La plancha se pasará varias veces y siempre se deberá peinar el cabello con un peine fino.

7. Neutralizador

Se aplica neutralizante nuevamente mechón a mechón con la ayuda de una brocha. Se deja actuar según las indicaciones del fabricante.

8. Enjuague

Se retira con abundante agua el producto neutralizador.

9. Secado

Se seca totalmente el cabello con una secadora de mano. No necesita que lo planches nuevamente pues ya el pelo está reestructurado.
Las temperaturas de la plancha

Ojito con las temperaturas para plancharte el pelo. Según el tipo de cabello que tengas así será la temperatura de la plancha. También es importante saber que la temperatura a aplicar es diferente para cada zona de tu cabello; por ejemplo, las delanteras precisan de más calor.

Por lo general se plancha a una temperatura que oscila entre los 200ºC – 230ºC para cabellos fuertes. Los dañados deberán tener un exposición al calor considerablemente menor.

Los tipos de plancha a utilizar

En dependencia del cabello los peluqueros utilizan un tipo u otro tipo de plancha. En el mercado hay infinidades de ellas como la plancha de cerámica, de titanio, las planchas tratadas con keratina, etcétera.

Cuidados posteriores

Deberás pasarte la plancha con el cabello seco a los 3 días de haberte realizado el tratamiento para eliminar marcas debido a las posturas cuando duermes. Este procedimiento lo puedes repetir ocasionalmente para reafirmar el ultraliso.

Consejo de los expertos

Para realizarte el alisado japonés lo mejor es acudir a las manos de un profesional. Este sabrá qué tipo de cabello tienes, sus características actuales, qué tipo de producto utilizar en función de tu cabello y qué temperatura aplicar al planchar el pelo.

Por lo tanto, si prefieres no invertir y realizarlo tú en casa debes tener presente todos los consejos y detalles que te hemos expuesto en este artículo. para que disfrutes de una melena extra lisa, fuerte y brillante.

Leave a Reply